A la par de adherir a la vuelta a Fase 1 dispuesta por el Gobierno nacional para este fin de semana, en la Provincia se evalúa continuar con restricciones duras desde el lunes y durante al menos cinco días.

Es que la cifra de contagios que se conocieron este martes y que alcanza el récord absoluto desde el inicio de la pandemia (con 5.132 casos) motivó una serie de reuniones de urgencia con intendentes y ministros para evaluar los pasos a seguir. 

En principio, el ministro de Salud, Diego Cardozo, anticipó que si la provincia llega al 80 por ciento de la ocupación de camas críticas, se instrumentarán restricciones. Y el porcentaje de este martes es del 73 por ciento.

En principio, las medidas que se piensa instrumentar son similares a las que se decretaron desde la Nación por los 9 días de la semana pasada que tendrán continuidad este fin de semana.

Lo sustancial será la suspensión de las clases presenciales por una semana y la prohibición de la circulación en determinados horarios lo cual, si se sigue con la misma tendencia, será de 18 a 6.