El paro para el 10 de noviembre del Sistema de Salud pública en Córdoba y una posterior movilización en caravana, fueron confirmados hoy, por la Multisectorial de Salud de la provincia. La agrupación está conformada por MAC (Médicos Autoconvocados Córdoba), UTS, (Unión de Trabajadores de la Salud), ATE (Asociación de Trabajadores del Estado), el Foro de Especialidades Médicas de Córdoba, junto con las numerosas agrupaciones y colegios profesionales.

La convocatoria central será en la capital con abandono de tareas a las 16 hs, para luego realizar una caravana de autos que partirá desde la plaza Jerónimo del Barco (Colón 2700), en el barrio Alberdi, hasta la Casa de Gobierno, donde se realizará un acto con distanciamiento social.

Cabe destacar que para anticiparse a dicha propuesta y evaluar el plan de lucha vigente, los médicos se reunirán en asambleas en los hospitales y centros de salud, este miércoles 4 de noviembre.

Los temas a tratar, que forman parte del reclamo de los profesionales de la salud dirigido a Gobierno provincial, son: la recomposición salarial urgente, sin sumas en negro o no remunerativas. La idea es lograr un básico  inicial de 50 mil pesos, y la regulación y aumento de honorarios por parte de APROSS.

Por otro lado, se apunta a terminar con la precarización laboral mediante contratos, monotributos, becas o pagos por  cooperadora. Se buscará el pase a planta de todos los trabajadores precarizados y residentes.

Otro de los temas a tratar es la “reincorporación de las y los trabajadores de salud despedidos en tiempos de pandemia y el aumento de personal, atendiendo a la especificidad de las tareas, con contratos plenos de derechos y salarios acordes a la tarea”.

También solicitarán protocolos elaborados con participación y control del personal de hospitales o centros y provisión continua de EPP (equipo de protección personal), en cantidad y calidad suficiente.

Asimismo, se tratarán las paritarias para el sector salud que posibiliten discutir de manera específica la  problemática  y se pedirá por el cese de la precarización en sanatorios, clínicas y servicios de emergencia, bregando por salarios dignos y estabilidad laboral en el sector privado.

Despidos en el Hospital Domingo Funes

La UTS-FesProSa (Unión de Trabajadores de la Salud), a través de un comunicado de prensa, manifestó esta semana su repudio “al accionar del Ministerio de Salud en connivencia con la Dirección del Hospital Domingo Funes ( Santa María de Punilla), respecto a la desvinculación laboral del Licenciado en enfermería Pablo Mercado y al enfermero profesional Facundo Paredes, quienes se desempeñaban en UTI COVID adultos del Hospital Domingo Funes”.

En el documento, detallaron: “Consideramos que esto no es más que otro intento de callar a quienes solicitan condiciones que no pongan en riesgo la seguridad del paciente y del personal. Como muchos de tantos trabajadores de salud, Pablo también es víctima del pluriempleo para poder afrontar, además, el tratamiento y cuidados de su hijo con leucemia y su esposa embarazada. Facundo hace 18 meses trabajaba como monotributista”.

Luego aseveraron: “Despedir a 2 trabajadores esenciales con formación en terapia intensiva es un hecho de suma gravedad que pone en riesgo la atención medica de toda la población de Punilla y Cruz del Eje”, y destacaron que esto  “también perjudica al equipo de salud, sobre todo en un nosocomio como el Fune, donde el recurso humano escasea”.

En tal sentido, denunciaron “la violación del decreto presidencial 624/2020 que prohíbe despidos y suspensiones en plena vigencia”.

Otras situaciones que consideran injustas y están bajo la lupa son: la notificación de traslado compulsivo al hospital Transito Cáceres del Cirujano Dr. Jorja Marcelo, y la suspensión ilegal del Obstetra Dr. Araya Fernando y del Pediatra Dr. Gómez Ariel “en un claro contexto de persecución sindical”, según manifestaron desde UTS-FesProSa.

 

Ver más:

Córdoba: Médicos rechazaron el aumento de la Provincia y harán un paro