Ya son más de 9.892 las personas infectadas en España por el coronavirus. 340 murieron, según las últimas cifras oficiales. Se trata de una crisis que llevó al gobierno a declarar el “estado de alarma” por segunda vez, desde la vuelta a la democracia, en 1975.

El Ministro del Interior de España, Fernando Grande Marlaska, anunció hoy el restablecimiento de los controles terrestres en las fronteras españolas, lo que supone la suspensión del tratado de libre circulación en el espacio común europeo de Schengen, a raíz de la crisis sanitaria por el coronavirus.

España adoptó la medida en coordinación con sus socios del bloque comunitario tras una reunión de los ministros de Interior de los países de la Unión Europea (UE) que forman parte del espacio de Schengen, después de que Alemania secundara a otros miembros como Austria, Dinamarca, Eslovenia o Hungría en el cierre de fronteras unilateral.

El objetivo del cierre de fronteras es “proteger la salud de los ciudadanos”, aseguró el ministro de Interior español en una videoconferencia.

Cuarentena: ¿Cómo se vive?

Rosana Noemí Reyes González, comerciante de San Fernando, Cádiz, contó a Carlos Paz Vivo! su experiencia de cuarentena. Ella habita en una ciudad con más de 100 mil habitantes.

“Estamos en estado de alarma frente al coronavirus. Solo se puede salir a trabajar, cuidar a personas dependientes, comprar víveres y sacar a las mascotas a  hacer sus necesidades. No se puede caminar por la calle en pareja o en grupo. Tampoco se puede salir a hacer deporte ni pasear, o estar afuera más allá de lo estrictamente necesario”, informó la mujer.

Aseguró que hace poco todos entendieron que a menor contacto con la gente, menor será el contagio  y la posibilidad de saturar el sistema sanitario.

“En mi caso personal, solo estoy haciendo teletrabajo. Se complica bastante porque necesitamos salir en nuestra labor para que sea rentable. En San Fernando vivimos un encierro vigilado por la policía. Solicita información a personas que están en la calle para que comuniquen los motivos por los cuales están en la calle. Si no son los esperados, ordenan que regresen a sus hogares”, detalló Rosana.

Además, la mujer destacó que al mediodía suena por algún altavoz el himno de España y también por la noche, alrededor de las 20 hs.

“El himno es para estar todos unidos, y se canta a esa hora para que niños y ancianos puedan sumarse. Suenan las palmas y se escuchan a veces los cantos. El sábado pasado sonó el himno en honor a las fuerzas de seguridad del Estado. Pero tenemos otros héroes como los sanitarios, los camioneros, los comerciantes, los limpiadores, conductores de ambulancia, entre otros”, comentó Rosana sobre uno de los rasgos más llamativos de la cuarentena.

Por último, aclaró: “Nuestro lema es #Yomequedoencasa.Y la idea es que con solidaridad podamos salir todos juntos muy pronto de esta situación”.

La palabra de los científicos

Actualmente hay más de 173 mil contagiados de coronavirus en todo el mundo y 6674 muertos. A pesar de las medidas preventivas rigurosas que se toman en España y en todo el mundo, algunos médicos insisten en no caer en pánico por motivos puntuales.

Joaquín Durán Cantolla, neumólogo del Hospital Txagorritxu (Vitoria, España), manifestó: “No hay que entrar en pánico, la mortalidad es muy similar a la de la gripe. El año pasado la gripe mató en España a 6300 personas. No obstante, hay que tener en cuenta seriamente que no conocemos aún bien al virus, que tiene un mayor nivel de contagio que la gripe, y otra cuestión, es que aún no hay vacunas para combatirlo”.

Luego habló de las medidas de contención que se están aplicando, que buscan, entre otras cosas, evitar el colapso sanitario. “Más allá de esto, es  una realidad que el número de casos irá aumentando en las próximas semanas hasta que se estabilice la situación. Cada persona contagia a más de 2 personas, y con los días va a disminuir el contagio, pero a partir de las 2 a las 4 semanas de iniciado el contagio global”, señaló el médico.

Finalmente enfatizó que el desabastecimiento repentino en supermercados es contraproducente. “Es necesario ser medidos y no caer en pánico, seguir las medidas sanitarias de prevención pero no caer en estas acciones, concluyó Joaquín Durán Cantolla.