Macri anunció un “acomplamiento” entre planes sociales y empleos

Pese a las expectativas que el propio Gobierno había generado a través de trascendidos periodísticos, el presidente Mauricio Macri anunció sin ningún tipo de detalles, casi sin dar precisiones, un plan por el que, se supone, quiere transformar nada menos que 280 subsidios sociales en subsidios a los empleos que los beneficiarios de esos planes consigan en el sector privado.

Macri apenas anunció el nombre que tendrá: “Empalme”. Y dijo que consistirá en que “aquel que recibió un plan social podrá entrar a trabajar sin perder el beneficio, ya que este se incorporará al salario”.

“Estamos hablando de cientos de miles de argentinos”, dijo. Ni los ministerios de Trabajo o de Economía, ni la Jefatura de Gabinete, ofrecieron precisión alguna.

Poco antes, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, había dicho apenas lo siguiente: “Si un trabajador cobra un subsidio –por cualquier programa asistencial– y tiene la oportunidad de encontrar un empleo en el sector privado, el empleador se inscribe en el sistema de ‘empalme’”.

“De este modo, el monto del subsidio va en forma directa a cuenta del salario neto, por el término de 24 meses”, sostuvo.

Macri ofreció la curiosa postal de un presidente no peronista en un acto de las 62 Organizaciones Peronistas, encabezadas por el sindicato de los peones rurales de Uatre, cuyo secretario General es el aliado Gerónimo “Momo” Venegas. “Peronismo Cambiemos”, decía la gigantografía del escenario, para que no quedaran dudas. Más de 4.000 personas colmaron el estadio cubierto de Ferrocarril Oeste, donde se disputan partidos de básquet y otros deportes.