Este verano, Bariloche suma playas

, El Pais

La gran cantidad de atractivos paisajísticos de Bariloche tendrán este verano un complemento extra con la habilitación para el público de varias playas en los lagos Nahuel Huapi y Gutiérrez, informó hoy la Secretaría de Turismo y Producción barilochense.

El recorrido por las playas de los lagos Nahuel Huapi y Gutiérrez comienza en la tradicional Playa Bonita, en el kilómetro siete de Avenida Bustillo, frente a la Isla Huemul.

Esta playa ubicada en el lago Nahuel Huapi es uno de los balnearios más extensos de la ciudad y según el secretario de Turismo y Producción de Bariloche, Marcos Barberis, “es la preferida por los barilochenses y los turistas”.

“La playa es de piedras blancas en una zona donde el lago Nahuel Huapi presenta profundas aguas oscuras y pequeñas islas que cuentan con baños, bares, restuarantes y seguridad”, remarcó Barberis.

Bahía Serena, en el kilómetro 12 de Bustillo, es otras las playas del lago Nahuel Huapi habilitadas al público que se caracteriza por ser un pequeño balneario tranquilo y familiar con arena más fina que brinda una bajada a ese espejjo de agua.

“Es un punto ideal para descansar, aunque suele ser el más concurrido porque los turistas llegan atraídos por la arena y el agua espejada de sus 200 metros de costa”, subrayó el secretario de Turismo de Bariloche.

La playa Villa Tacul, ubicada a 25 kilómetros del centro de la ciudad, en el corazón del parque municipal Llao-Llao, también sobre el lago Nahuel Huapi, permite bucear y recorrer senderos de poca dificultad que conducen a zonas de arena, lagos y miradores ubicados entre bosques de arrayanes, lengas y coihues.

La Playa del Bicentenario, ubicada en el centro de la ciudad, frente al Centro Cívico y sobre las aguas del lago Nahuel Huapi, a metros de la desembocadura del río Ñireco, brinda la posibilidad de practicar kayak, windsurf y kitesurf, entre otros deportes náuticos.

La playa Villa Los Coihues, ubicada sobre el lago Gutiérrez, a unos 15 kilómetros del centro de la ciudad por la Ruta 40, es una de las preferidas por los turistas y los barilochenses para bañarse, ya que se caracteriza por sus aguas tranquilas y templadas.

Barberis destacó que “además, cuenta con guardavidas y un increíble museo paleontológico con huevos de dinosaurio, maquetas, fósiles y toda la historia de la evolución geológica de la Patagonia”.

“El acondicionamiento de estas playas y la instalación de servicios en las mismas es un atractivo extra para aquellos turistas que quieren disfrutar la belleza paisajística de Bariloche y sus alrededores y también del sol, la arena y el agua”, concluyó el funcionario.

Carlos Paz Vivo

Carlos Paz Vivo