Este sábado se confirmó una versión que circulaba desde hace días en las esferas judicial y policial de Carlos Paz: un alto jefe de la Departamental Punilla, un sargento y un abogado del fueron local fuero detenidos el martes pasado luego de que se comprobaran manejos irregulares en la Unidad Judicial.

Los nombres de los involucrados no trascendieron y la causa se maneja en fuerte secreto de sumario ya que restan allanamientos y procedimientos por realizar en la semana próxima. La investigación está a cargo de la fiscal del Tercer Turno, Jorgelina Gómez.

Al parecer, el mecanismo delictivo comenzaba a funcionar cuando acudían personas a la Unidad Judicial con problemas con automóviles secuestrados u otro tipo de inconvenientes. Y lo que hasta ahora se comprobó es que había una connivencia con el abogado que tomaba los casos y los policías para, previo pago de una coima, acelerar los procesos para que los “clientes-víctimas” recuperaran sus pertenencias o se “resolviera” su situación. Los tres están imputados de cohecho y en el caso de los policías la figura se agrava por tratarse de funcionarios públicos.

A fines de 2020, otros dos policías de Punilla fueron detenidos y en esos casos se trató de denuncias de violencia de género. Y tras el asalto comando que sufrió una estación de servicio en Bialet Massé, en diciembre pasado, uno de los principales involucrados y detenidos fue un oficial de la Policía de Córdoba.

Coimas en la Unidad Judicial de Carlos Paz: Un subcomisario que estuvo preso y el abogado del Mehir