El elenco cordobés dominó durante todo el partido a Tolima pero una mala salida de Herrera le dio la oportunidad de igualar las acciones al local. Talleres se vuelve con sabor a café amargo en su boca.

Los dirigidos por Alexander Medina viajaron a Ibagué para enfrentar al local Deportes Tolima en la segunda fecha de la fase de grupos de la Copa Sudamericana. No dejó de llover durante todo el encuentro y las ilusiones de traer los tres puntos a Córdoba, se aguaron hacia el final.

El local llegó muy pocas veces y menos con claridad al arco de Guido Herrera. Talleres, aprovechando la cancha mojada (con charcos en algunos sectores), poco a poco fue encontrando su juego y contraatacando después de los cortes en la mitad del campo o en la defensa, muy firme en todo el partido.

De un córner llegó el gol. Centro desde la izquierda, cabezazo (en solitario) de Enzo Díaz que habilita a Nahuel Tenaglia para definir frente al arquero. A los 43 minutos del primer tiempo Talleres se ponía, con justicia, en ventaja.

Sin embargo, Tolima igualó el encuentro a los diez de la segunda parte tras una salida en falso del arquero albiazul y desde ese momento, los cordobeses intentaron pero falló en la puntada final sumando así su primer punto en la Copa, pero con sabor amargo.

Mirá el resúmen