El sindicato ATE consideró este viernes como “muy positivo”, que la Sala 11 de la Cámara del Trabajo, admitiera la apelación a la desestimación que el Juzgado de Segunda Nominación de la ciudad de Villa Carlos Paz, había realizado frente al Recurso de amparo presentado por un grupo de trabajadores despedidos de la Salud Municipal de la ciudad.

El recurso de amparo de los trabajadores, bajo la tutela del cuerpo jurídico de ATE Córdoba- “se había interpuesto a raíz de los despidos discriminatorios y encubiertos, que sufrieron el pasado 31 de diciembre”, según manifestaron desde el gremio.

Los despedidos

Vale recordar que un grupo de 8 trabajadores y trabajadoras contratados y monotributistas habían sido desvinculados de su trabajo mediante la discontinuidad de su contrato tras afiliarse en ATE y reclamar la regularización de su situación que, -según indicaron- “llega al alarmante número del 83 por ciento del personal trabajando de manera irregular en Carlos Paz”.

ATE señaló que: “Ante la sentencia que desestimaba -el pasado 31 de marzo- el amparo presentado por las y los despedidos/as de Salud Municipal de Villa Carlos Paz, su cuerpo jurídico  patrocinó a los damnificados en una nueva acción, en este caso una de reconsideración del amparo, y consiguió que la Sala 11 de la Cámara del Trabajo admitiera y girara nuevamente al Juzgado de Segunda Nominación de la ciudad de Villa Carlos Paz, el pedido de las y los trabajadores, para que sea esta instancia la que vuelva a estudiar el caso”.

De esta forma,  el gremio destacó que “si bien la actuación no implica la reincorporación, sí es un llamado de atención al Juez que falló en contra sin escuchar a nuestra parte: le dice de que está obligado a resolver el tema ya que los argumentos presentados tanto por los compañeros como por ATE, son válidos para habilitar la instancia del Amparo y exige que el Juez que interviene resuelva esa situación”.

Por último, desde ATE enfatizaron: “Esto es una muy buena noticia aunque no resuelva la situación de fondo,  ya que reconoce y mantiene vivos los derechos de quienes fueron despedidos y los de muchas otras personas que ejercen su trabajo en total precarización y sin tutela en la Municipalidad de Villa Carlos Paz”.