El luchador olímpico de Bialet Massé está en Europa para terminar con su puesta a punto de cara al campeonato mundial que será en septiembre y se colgó una nueva medalla de bronce, ahora la competencia rumana.

Destribats ganó sus tres primeros combates (Vitale Bunici por 7-5; Quentin Sticker e Ilman Mukhtarov por 8-6 y 10-4, respectivamente) pero luego cayó ante Alibek Osmonov, de Kazajistán, por 11-8.

“El luchador de Kazajastán que me ganó es bronce del mundo el año pasado. Hice buenas luchas. Vengo de entrenar en Argentina, mi preparación no es buena en mi país Pero ahora sé dónde estoy parado y lo que tengo que mejorar”, expresó Destribats en declaraciones a Télam desde Rumania.

Finalmente y para conseguir el bronce, Agustín superó a Rifat Saibotalov, también de Kazajastán, 12 a 9.

Ahora Destribats, que fue 11° en los pasados JJOO de Tokio 2020, tendrá más de un mes para pulir detalles en el Viejo Continente de cara al mundial que se disputará en Belgrado, Serbia, del 10 al 18 de septiembre.