Josué León es periodista de Prensa Libre en Guatemala. En estos días, es testigo de la tragedia humanitaria provocada por la erupción del volcán de Fuego, a unos 60 kilómetros de la capital guatemalteca, que sepultó a un pueblo entero bajo una corriente de lava.

En diálogo con el programa Una de Cal y una de Agüero, por radio Más Rock (106.5), el cronista señaló que a pesar de que el país cuenta con un servicio de alerta para emergencias de este tipo, en esta oportunidad el volcán sorprendió a los pobladores por la velocidad en que se desplazaron los ríos de lava hacia las localidades cercanas.

“El volcán es uno de los más activos del país pero en las últimas semanas ha estado en más actividad. Las autoridades encargadas de monitorear todo este tipo de fenómenos comenzaron con su tarea el domingo con la evacuación de la comunidad de San Miguel de Los Lotes, que fue la más afectada y virtualmente desapareció”, relató León.

Apuntó que no se conoce de manera exacta la cantidad de habitantes de esta región. “Hay más de 1 millón de afectados, 3.200 evacuados, y más de 1.200 personas alojadas en centros de evacuación”.

En la capital, a las 17 horas del domingo comenzó a caer cenizas y hubo mucha contaminación ambiental por el fuerte viento que llegó desde la zona del volcán.

“Honduras es uno de los países afectados por la caída de las cenizas”, remarcó el cronista.

Historias de la tragedia

“Hay imágenes que parten el corazón. Estuvimos desde temprano este miércoles y fuimos al mercado para ver la situación. Los rostros de las personas reflejan la tristeza”, relató.

“Una mujer que tuvo que huir de su casa con sus 6 nietos porque comenzó a sentir que el piso estaba ardiendo en llamas y sentía que los pies se le quemaban”, aseguró y apuntó: “Se olía a huevo podrido, nos dijo la mujer”.

Además, explicó que los cuerpos de rescate también tuvieron problemas con la indumentaria especial para estos casos. “Se le derritieron las botas a algunos socorristas, se quedaron sin mascarillas y ellos están buscando personas que puedan donar para recibir zapatos para seguir las actividades de rescate”, aseveró Josué León.

El periodista contó que en las últimas horas hubo temblores y este lunes por la tarde hubo una nueva erupción y una nube incandescente provocó que todos los rescatistas salieran huyendo del lugar.

FM Azul