Femicidio en Catamarca: Detienen a un hombre que mató a su expareja a puñaladas

, Los Hechos

Una mujer de 36 años fue asesinada de al menos diez puñaladas cuando caminaba por una calle de la localidad catamarqueña de Londres, femicidio por el que fue detenido su ex pareja, quien días atrás había sido apresado por otra agresión contra ella, informaron hoy fuentes policiales.

Tras el crimen, el atacante escapó del lugar aunque luego fue detenido por la policía y permanece a disposición judicial.

La víctima, identificada como Cecilia Olima (36) caminaba por el barrio La Cañada, de Londres, a 280 kilómetros de San Fernando del Valle de Catamarca, cuando fue interceptada por su ex pareja, Miguel Rodríguez (41), sobre quien pesaba una restricción de acercamiento por hechos de violencia previos.

Rodríguez se abalanzó sobre Olima y le dio al menos diez puñaladas en el cuello y el abdomen, heridas que le causaron la muerte de la mujer en el hospital local al que había sido trasladada, apuntaron las fuentes.

El ataque fue visto por un vecino que colaboró en el traslado de la víctima y presenció la huida del atacante, quien arrojó el arma homicida, una cuchilla, a pocos metros del lugar del ataque, donde fue hallada por la Policía.

De acuerdo a la pesquisa, la pareja estaba separada desde hacía un tiempo y la mujer había denunciado a Rodríguez por violencia de género, por lo que pesaba sobre él una prohibición de acercamiento.

Incluso, añadieron los informantes, semanas atrás el hombre estuvo detenido por otra agresión cometida contra Olima.

Poco después del ataque, la Policía localizó a Rodríguez en la casa de su padre, en el barrio San Ramón, de Londres, donde fue apresado cuando intentaba escapar.

El hombre tenía toda su ropa manchada con sangre y fue trasladado a la comisaría de Belén, ciudad cabecera del departamento catamarqueño del mismo nombre, donde quedó a disposición de fiscal Jorge Flores, quien ordenó las medidas tendientes a esclarecer el episodio.

Según informaron familiares de ambos miembros de la pareja, Olima y Rodríguez habían vivido en concubinato varios años y tenían cinco hijos de 6, 12, 15, 17 y 20 años.

En los últimos tiempos habrían tenido problemas de pareja que se habrían agravado por la violencia ejercida por parte de Rodríguez.