La fiscal de Instrucción de Cosquín, Paula Kelm, abrió este lunes una investigación de oficio por dos reuniones sociales que se concretaron el sábado por la noche en la ciudad de Huerta Grande a las que habría asistido un joven contagiado de Covid-19 cuyo caso se confirmó este domingo.

En diálogo con el portal La Estafeta Online, la fiscal señaló que inició la causa a partir de que el COE Punilla puso en conocimiento el tema a los medios de prensa.

La semana pasada, Kelm imputó a 9 personas que participaron de un locro en una vivienda de La Falda en el que estuvo el “caso cero” de esa localidad.

En este último caso, no hay hasta el momento imputados.

El medio faldense informó que el punto de partida de la investigación es el domicilio en Huerta Grande del subsecretario de Desarrollo Institucional de La Falda, Darío Almada, quien fue hisopado y ya presentó su renuncia al cargo, lo que era evaluado este lunes por la noche por el intendente Javier Dieminger.

Allí se desarrolló una reunión por el cumpleaños del hijo del funcionario: en el entorno de Almada señalan que sólo asistieron unas ocho personas para una celebración “familiar”, aunque varios de los amigos del cumpleañero “pasaron a saludar”, entre ellos el joven de 22 años detectado el domingo por la noche como caso positivo.

Según indicaron a La Estafeta Online fuentes del municipio de Huerta Grande, fueron varios los jóvenes que declararon a la policía local que ese cumpleaños continúo con la participación de decenas de ellos, que se trasladaron luego a otro domicilio en el barrio Panamericano.

Por estas horas continúa realizandose el “árbol de contactos” del último caso positivo, que sigue sumando personas.