El fiscal del Segundo Turno de Villa Carlos Paz, Ricardo Mazzuchi, cambió la imputación que pesaba sobre Nicolás Garay por el crimen de su exsuegra, Susana del Valle Sosa.

El asesino de la mujer está imputado del delito de femicidio vinculado, una figura que se instituyó en el nuevo Córdigo Penal argentino para casos en los que las víctimas son del círculo íntimo de una mujer que es la destinataria del daño.

A los pocos días del crimen, ocurrido el pasado 9 de febrero en la casa de la mujer ubicada en calle Fidias al 200, la nieta de Susana le dijo a El Doce que si ella hubiera estado en la casa, la mataba también.

Y Liliana Domínguez, expareja de Garay, le dijo a Carlos Paz Vivo que en lo había denunciado en varias oportunidades en la Unidad Judicial y en la Comisaría pero nunca se hizo nada con su caso.

Carlos Nayi, abogado de la familia de Susana Sosa, que se constituyó como querellante en la causa, fue quien pidió el cambio de carátula que en un primer momento fue la de homicidio calificado. El letrado también solicitó que se investigue la inacción policial y judicial en torno a las denuncias previas que fueron desoídas en varias oportunidades y terminaron con un crimen que podría haber sido evitado.

En caso de ser encontrado culpable del delito de femicidio vinculado, Garay puede ser condenado a cadena perpetua.

 

Femicidio en Carlos Paz: Liliana Domínguez sufrió una tremenda golpiza el día en que Garay asesinó a su madre