“Llámalo como quieras, Irish bar o como El bar de Charly”. Lo cierto es que el local lleva casi 9 años en Carlos Paz y se destaca por ser auténtico, original, llamativo y diferente.

Se trata de un pequeño espacio ubicado sobre la calle Alem, que invita al público a sumergirse en un antiguo pub irlandés, donde la atracción se hace visible en todos sus puntos.

“Los ´Irish Pub´ son lugares cálidos, acogedores”, explica a Carlos Paz Vivo, Charly, dueño del bar.

-¿Cómo surge esta idea?

– Esta idea surgió porque me cansé de la actividad que hacía antes. Soy ingeniero agrónomo y tenía una empresa. Tuve problemas con la siembra en el norte y a su vez, un accidente, y ahí decidí cambiar de rubro.
El bar fue una idea que tenía hace muchos años y que por una u otra cosa nunca se me había dado.
Al principio tuve que comprar en este lugar un fondo de comercio que era un quiosco, pero me dí cuenta de que no era exactamente lo que quería hacer. Al año y medio siguiente empecé todo el proceso de cambio hasta que llegué a la base de lo que es hoy el bar.

-¿Cómo se te ocurrió decorar el techo con botellas y latas?

– Me gustaban las latas y las botellas y no las quería tirar, entonces me venía preguntando ¿Dónde las pongo? Y las empecé a pegar una por una en el techo. Primero fueron las botellas y luego las latas. Estuve 3 años pegando cosas hasta que quedo así.0
-¿Y los papeles pegados en la barra?

– Un día un cliente dejó una nota y a partir de allí fueron dejando todos aquellos que venían hasta que se amontonó y ahora es un caos. La gente deja un recordatorio con frases o hace saber que estuvo acá.

– Tu carta cuenta con una variedad de bebidas alcohólicas importadas… ¿Cómo llegaste a conseguir tantas bebidas de diferentes países?

– Cuando teníamos el chopp trabajábamos con cervezas importadas llegando a tener más de 40 etiquetas. Tengo amigos que me traían de los importadores de Buenos Aires e iba comprando, pero hubo una época que todo lo importado empezó a dejar de entrar, se encareció demasiado y entonces puse una fábrica de cervezas en la calle Sarmiento, que fue la primera fábrica de cerveza en Carlos Paz (Cerveza Carlos Paz). El problema fue que la demanda superó la oferta y tuve que poner gente y dejé de darle tanta importancia. Tuve que cerrarla y empezar a vender cervezas comerciales hasta que gente de Carlos Paz, que era cliente mía, empezó a fabricar y decidí comprarles a ellos. Me gustan los Whiskys y el Gin, así que la carta está muy enfocada en esas bebidas. Tenía una idea hace 3 años de poder vender vino en copa, pero el problema del vino es que si abrís una botella y si no la tomaste en la noche, la tenes que tirar.

-¿Cuáles son las innovaciones que hacen que te destaques de los demás bares?

– Estuve 3 años buscando y tratando de conseguir  un “Wine Dispenser”. Son muy usados en Europa, Estados Unidos, Australia, y acá no había. Incluso en Córdoba no se consigue este dispenser, es el único de la provincia. Trabaja con gas argón, lo que no permite que el vino se oxide y pueda durar 20 días abierto. También conseguí un enfriador de copas desde España, que trabaja con dióxido de carbono líquido, siendo este casi el único que hay en el país. Cambiamos el menú. Ahora trabajamos más con tapeos,  tirando al estilo europeo y tapeos británicos.

Un enfriador de botellas que llegó desde España.
FM Azul