PhoTortul 1746
“Soy leyenda”
Av. San Martín – V.C.Paz
Martes 24 de Marzo de 2020

Este verano que pasó leí el libro ‘Soy leyenda’ de Matheson, escrito en la década del 50, donde se plantea un mundo, o bien una ciudad yankee que es todo el escenario, totalmente desolada tras un guerra bacteriológica, con la sola excepción del solitario protagonista y unos ‘mutantes’ o ‘muertos vivos’ que sobreviven de manera alienada y feroz, apareciendo solamente de noche.

Me atrapa desde siempre la ‘Ciencia Ficción’, y ‘Soy leyenda’ me pegó como patada de allanamiento… en la mandíbula.

Al toque busque en Netflix la película, pero como siempre pasa, es más espectacular por los efectos, que por el guión y la trama. En el film, el protagonista es Will Smith, que hace de negro (cuack), y vive encerrado y atrincherado en su casa durante las noches, acosado por estos zombies, pero durante el día… durante el día tiene la ciudad toda… enterita… vacía… disponible para él. Porque estos locos mutantes no toleran la luz del sol.

La city…todita para El.

Entrar al super y sacar lo mejor de las góndolas de vinos, agarrar 6,7, 8 latas de palmitos, ir a una tienda y buscar las mejores botas sin garpar, cambiar de auto cuantas veces quiera, siempre que encuentre las llaves puestas, y hasta que se acabe la nafta… y más travesuras solitarias, como pisar un conito naranja de la calle.

En la peli está siempre con su fiel perro. Acá otra diferencia con el libro, donde Matheson le dedica 3 capítulos al encuentro del pichicho, asustado y muy paranoico, al que trata de seducir por todos los medios posibles, hasta que conquista su amor perruno.

Deja de ser el mejor amigo… para ser; el único.

Soledad, locura, recuerdos, alcohol, miedo, autoflagelación… soledad de nuevo; en su ciudad de siempre… pero a solas.

Todo eso, en un flash de 5 o 6 segundos, se me pasó por la cabeza (enorme cabeza, ya lo se), al tomar esta foto de martes a la mañana, en mi amada ciudad centenaria, en mi Villa Carlos Paz, en la infinita Avenida San Martín… cuando lo vi a ese “guaso” cruzar, a la deriva, sin paso zebra, los 10 carriles de la arteria y su colectora.

Click… click… click…

El tipito iba solo como loco malo, sin el perro, con el bolsito como el negro Will.

Aunque estaba como a 500 metros de mi Canon, de mi lente de 500mm., me dio ganas de hablarle al oído:

-Hey, pst…chst… loco… ¿vamos al Cordiez a agarrar un fernet y unas cocas y vamos a tomarlo en el medio de la peatonal?!? Total estamos solos.

No esperé respuesta.

No estoy tan colifa.

Tampoco estamos solos.

Pero la imagen es… desoladora por si sola.

Jamás imaginé estar viviendo este momento, ni siquiera al leer el libro ‘Soy leyenda’… que les recomiendo.

Son postales de “La Villa en los tiempos del Covid” y son parte, casi, de otra película de ciencia ficción, en la que estamos todos metidos, desde China hasta Bérgamo…desde Nueva York a Salsipuedes.

Y a mí me toca vivirla, junto a familia, a mis vecinos, a ustedes, a los que hoy, casi no puedo ver, en nuestra Carlos Paz.

Muy loco todo, casi de película…casi que ya ‘Somos leyenda’.

#VillaCarlosPaz

#Pandemia

#LaSanMartin