Una mona carayá que estaba en cautiverio fue recuperada en un domicilio de la ciudad de Villa María y trasladada al centro de rescate Tatú Carreta de Casa Grande para su examen clínico y sanitario.

Según indico La Estafeta Online, el rescate de esta hembra, de unos 14 años de edad, se produjo en el marco de un allanamiento en un domicilio particular que estuvo a cargo de personal de Policía Ambiental, con apoyo de la Policía de la Provincia.

“Tras recibir una denuncia que alertaba sobre esta situación, los agentes solicitaron la orden de allanamiento correspondiente e inspeccionaron el domicilio indicado para verificar si había fauna silvestre. Al ingresar a la vivienda pudieron observar que efectivamente había un mono Carayá en el lugar”, informó el Gobierno de la Provincia.

Durante el procedimiento, el personal labró las actuaciones correspondientes que darán inicio al pertinente sumario administrativo para la aplicación de sanciones que correspondan por infringir la normativa que prohíbe la tenencia, comercialización y tráfico de fauna silvestre.

Las poblaciones de monos Carayá se encuentran en la categoría vulnerable y una de las principales amenazas que afectan a la especie es que es uno de los mamíferos silvestres más comercializados como mascotas.

El mono aullador se alimenta de brotes, hojas y frutas y debido a sus hábitos alimenticios es un eficiente dispersor de las semillas de las plantas de las cuales se alimenta.

La Policía Ambiental informó a la comunidad que, si alerta una situación que pueda estar dañando al ambiente, los recursos naturales y/o los recursos hídricos de la Provincia de Córdoba puede realizar la denuncia llamando al 0351-4420924 o por correo electrónico a Policia.Ambiental@cba.gov.ar

Fuente La Estafeta Online