Fue el centro de una de las polémicas de la campaña: la colocación de cartelería electoral en los postes de alumbrado público y en espacios comunitarios. Incluso, la Junta Electoral Municipal planteó su objeción e intimó a los partidos a sacar los carteles que habían colocado amparándose en una ley provincial. Pero había una ordenanza municipal que lo permitió.

Los concejales Gustavo Molina y Natalia Lenci, del bloque de Capaz, presentó un proyecto para modificar esa ordenanza, número 3220, para que desde los próximos comicios se modifique la manera en de fijar los carteles a los postes y columnas de alumbrado.

En concreto, el proyecto plantea que se autorice a las fuerzas políticas a colocar los carteles cumpliendo la siguiente característica:

«En ningún caso se fijarán con elementos metálicos que dañen a terceros debiendo hacerse con sogas», expresa el proyecto.