La tormenta de la madrugada de este sábado provocó destrozos en la ciudad de Córdoba y el municipio decidió cortar el tránsito en la avendia Costanera. Se desbordó el canal que atraviesa barrio Los Robles y el sector de Quisquisacate, en el noroeste de la ciudad, se desbordó en algunos sectores, por lo cual Defensa Civil asistió a familias a las que el agua les ingresó a sus viviendas.

Por otro lado, la Secretaría de Gobierno y de Políticas Sociales, Inclusión y Convivencia, con sus respectivas direcciones, trabajaron intensamente en distintos barrios de la ciudad a los fines de asistir a las familias afectadas por la intensa tormenta acaecida en la madrugada.

Se autoevacuaron 15 familias y otras ocho se ubicaron en hoteles de nuestra ciudad.

En el relevamiento de los daños causados por la tormenta, hasta el momento, son 215 las familias de 25 barrios y asentamientos que requirieron de la asistencia en la jornada de hoy, número que seguramente aumentará con el correr de las horas.

La asistencia se realizó con enseres diversos: Materiales para las viviendas, colchones, frazadas, artículos de higiene, limpieza y alimentos no perecederos.

Asimismo, Defensa civil realizó un relevamiento de 73 familias de Renacimiento, Villa Allende Parque, Los Sauces, La Toma, La Villita y 12 de Julio, las que debieron ser asistidas por el área de emergencia municipal para sobrellevar la situación crítica que les tocó atravesar en sus hogares.

En avenida Costanera se debió socorrer a cinco autos varados; en 17 hogares se asistió a familias que tiene sus pozos negros hundidos o con riesgo de hundimiento; se trabajó sobre 13 postes de luz caídos, se retiraron 36