Este miércoles a la mañana, trabajadores de la Cooperativa Integral acompañados por el SIPOS (Sindicato del Personal de Obras Sanitarias) marcharon hacia la Municipalidad para solicitar una audiencia con el recién asumido intendente, Daniel Gómez Gesteira. Esto es en el marco del conflicto legal que mantiene el Estado y la prestataria por los servicios de agua potable y cloacas.

Gustavo Valdés, representante del SIPOS,  explicó: «Hicimos una presentación conjunta entre las autoridades de la Cooperativa y la representación del SIPOS, solicitando al nuevo intendente una audiencia para plantear la necesidad de iniciar un proceso de dialogo, buscando resolver de manera definitiva la problemática de la prestación de los servicios de agua y saneamiento».

Y justificó: «Aún en la continuidad del mismo espacio político, es un nuevo Gobierno y un nuevo Concejo de Representantes; y entendemos que si hay institucionalidad y democracia deberíamos poder iniciar ese proceso».

Presentación en la Municipalidad.

La presentación fue recibida por el encargado de Dirección Privada de la Municipalidad, Hernán Anders. Lo mismo ocurrió en el Concejo de Representantes, lugar en el que extendieron una copia para cada uno de los concejales.

Presentación en el Concejo de Representantes.

Causas

Valdés recordó que hay dos causas que mantiene a la Coopi y el Municipio enfrentados en la Justicia: una referida al servicio de agua potable, cuyo expediente se encuentra en la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Por otro lado, la causa del servicio de cloacas, que está en un proceso similar; aunque todavía se encuentra en la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Córdoba.