El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció este viernes que el próximo 26 de junio se eliminará la obligatoriedad del uso de la mascarilla o barbijos impuesta desde el inicio de la pandemia del coronavirus.

Sánchez hizo pública esta decisión desde la ciudad de Barcelona donde participa en la clausura de un evento con empresarios catalanes.

La eliminación del uso obligatorio de la mascarilla se decidirá el próximo jueves en un Consejo de Ministros extraordinario, según indicó el presidente del Gobierno español.

Según informó el diario El País, más de 34 millones de dosis fueron administradas en España, hay un 47,1% de personas vacunadas con una sola dosis y 28,7% con dos.

Las comunidades autónomas administraron hasta este miércoles un total de 34.224.523 dosis de las vacunas contra la Covid-19 de Pfizer-BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Janssen, 591.933 de ellas en las últimas 24 horas. Esto representa el 91 por ciento de las distribuidas, que ascienden a 37.600.188 unidades.

Además, un total de 13.301.010 personas han recibido ya la pauta completa. Esto supone el 28 por ciento de la población española. Un total de 22.048.919 personas han recibido al menos una dosis, el 46,5 por ciento de los españoles.

Francia se suma

La misma medida fue tomada por Francia, que desde este jueves quitó la obligatoriedad del uso del barbijo al aire libre, salvo en ciertas circunstancias como los encuentros entre mucha gente, los lugares muy concurridos o los estadios, lo anunció este miércoles el primer ministro francés Jean Castex.

Castex declaró además que el próximo domingo se levantará el toque de queda, que entra en vigencia a partir de las 23.

Estas decisiones se tomaron porque la situación sanitaria “mejora más rápido de lo que se había previsto”, explicó el primer ministro, tras una reunión del Consejo de Defensa y del consejo de ministros.

Más del 58% de la población adulta de Francia ha recibido al menos una dosis de la vacuna Covid-19.

Los barbijos serán obligatorios en los “lugares cerrados” y en determinadas situaciones, como en las colas o aglomeraciones, precisó el primer ministro.

Fuente: Clarín.