Este lunes, una joven de 17 años se enfrentó  a un oso para proteger a sus mascotas cuando ella y su madre se encontraban cultivando un huerto en el patio de su residencia en la localidad de Bradbury, California (EE. UU).

Una familia de osos negros apareció de repente y comenzó a caminar sobre el borde de un extremo del patio. Una las mascotas de la joven, al observar a los osos, les comenzó a ladrar y el oso más grande la atacó y a otras más pequeñas que aparecieron.

En ese instante, la adolescente apareció en la escena y corrió hacia donde estaban los animales para defender a sus mascotas. “Corro para ver a qué están ladrando y no es un perro, es un oso”, dijo a medios locales.

“Veo al oso que está agarrando a mi perra, Valentina, y corro hacia allí. Lo primero que pienso hacer es empujarlo. Y de alguna manera funcionó”, agregó.


En las imágenes se observa cómo rápidamente la joven alza las manos y empuja al oso. A continuación, recoge a uno de los perros más pequeños y corre junto a él en dirección a la casa.

“No hagas lo que yo hice”

La menor dijo que contó con suerte de que tras el episodio solo terminó con un dedo torcido y con raspones en una rodilla. Además, aconsejó a las personas que en una situación similar no empujen a los osos.

“No hagas lo que yo hice, es posible que no obtengas el mismo resultado”, sostuvo.

Su madre, Citlally Morinico, describió el incidente como “uno de los momentos más aterradores” de su vida” en una publicación de Facebook. “Una fuerza sobrehumana para salvar a sus perros. Mi hija ni siquiera pensó, solo corrió a salvarlos”.

Fuente: ABC News.