Tras una denuncia anónima, personal policial desarticuló una fiesta clandestina que se realizaba en una estancia ubicada en avenida La Blanqueada, en zona rural de La Granja.

Bajo órdenes de la Fiscalía de Jesús María, se dispuso desarticular el encuentro e identificar a los asistentes (aproximadamente 200 personas). Además, se procedió a la aprehensión de los organizadores: una mujer de 25 años y un hombre de 27.

El procedimiento culminó con el secuestro de una consola de sonido, 2 parlantes, 2 luces robóticas y gran cantidad de botellas de bebidas alcohólicas.