Imagen ilustratica

El pasado sábado, un policía ingresó en la vivienda de su ex novia, ubicada en barrio Müller de Córdoba capital, y tras una discusión con un colega, actual pareja de la mujer, desenfundó su arma y disparó tres tiros a centímetros de distancia.

El oficial que recibió los disparos fue trasladado al hospital de Urgencias, a donde fue operado por daños en sus órganos. “Se encuentra en terapia intensiva, bajo asistencia respiratoria mecánica. Hemodinámicamente está inestable”, informó el jefe de Guardia, Ariel Peralta a El Doce.

Ante un cuadro crítico, el policía permanece bajo sedación, con respiración asistida y drogas inotrópicas (para que funcione su corazón).

“Tiene tres heridas de arma de fuego: dos abdominales y una en el fémur izquierdo. Penetraron en el abdomen y ocasionaron lesiones orgánicas, que fueron reparadas en la cirugía”, completó el médico.

El agresor, por su parte, quedó detenido.