Los choferes nucleados en AOITA decretaron el estado de alerta permanente a raíz de que no cobraron el medio aguinaldo que habían pactado con la patronal. Los conductores de los colectivos del servicio urbano de Carlos Paz están adheridos al gremio AOITA.

“Queremos informar a la opinión pública que en el medio de la negociación por la
recomposición salarial hemos recibido, por parte del sector empresario, comentarios
informales que expresan la negativa de abonar el medio aguinaldo”, expresaron en un comunicado.

Los choferes consideraron “grave” lo sucedido y advirtieron que esta situación se suma a la negativa de los empresarios en revisar la paritaria de este año.

“Este sindicato se declara en estado de alerta y convoca a un Plenario General de
delegados para el próximo lunes 19 de diciembre a las 16 horas, en el cual se
decidirán en conjunto las medidas a tomar en contra de esta embestida contra el
salario”, aseguraron en el comunicado.

“Lamentablemente una vez más somos rehenes, trabajadores y usuarios, de la
irresponsabilidad de un empresariado que amenaza con dejarnos sin nuestro salario
complementario y nos expone ante la sociedad sabiendo que nuestra herramienta de
protesta frente a esta enorme injusticia es la paralización el sistema de transporte de
pasajeros de la Provincia de Córdoba”.

Responsabilidad

Por otro lado, los choferes nucleados en AOITA plantearon que son los empresarios “los verdareros responsables de la situación y  no los trabajadores”.

“Trabajadores, que demostramos día a día el enorme esfuerzo y la voluntad de
trabajar en un sistema de transporte ineficiente, sufriendo el reclamo de todos los
usuarios por las graves condiciones de este servicio público”, apuntaron y para finalizar agregaron: “Por lo tanto, AOITA exhorta a las autoridades provinciales y a los empresarios delsector a que encuentren una solución urgente a ésta gravísima coyuntura”.

 

Foto: Archivo