En el marco de la investigación por el crimen de Andrea Castana, ocurrido el 13 de marzo de 2015 en el Cerro de la Cruz, se confirmó que hace 25 días se le practicó un examen de ADN al exdirector de Defensa Civil de la Provincia, Diego Concha.

El exfuncionario está detenido imputado en dos causas, una por lesiones reiteradas, amenazas reiteradas y coacción, tras una denuncia de su expareja; y otra por homicidio calificado con motivo de abuso sexual con acceso carnal en ocasión de sus funcionas y violencia de género. En este último caso se agravó su acusación tras el suicidio de Luana Ludueña, la joven bombero que lo había denunciado por abuso.

Expectativa de la defensa

Eduardo Gómez Caminos, abogado defensor de Diego Concha, aseguró que la muestra se tomó hace unos 25 días.

“Estamos muy interesados en que salga rápido el resultado para poder demostrar que Diego Concha no tiene absolutamente nada que ver con este caso”, dijo el letrado en declaraciones a La Voz.

Lo cierto es que no hay ninguna precisión a cerca de las motivaciones que llevaron al fiscal Mazzuchi a pedir que se practique la prueba de ADN en el exfuncionario.