Las actuales restricciones frente al marco de la segunda ola de contagios ponen en jaque por segundo año consecutivo a varias actividades ligadas al deporte local que, según estimativos, nuclea a cerca de 1500 trabajadores en la ciudad.

“Nos mata la incertidumbre. Necesitamos tener la certeza de que en una semana abrimos sino, varios, nos fundimos.”, manifestaron los dueños de gimnasios, natatorios, canchas de fútbol y padel, centros de pilates y otras actividades afines antes de la reunión que hoy mantuvieron algunos representantes de los sectores en el municipio.

Si bien manifestaron que no se logró lo que esperaban (contaron a Carlos Paz Vivo! que el planteo fue que los dejen abrir, a todos, en horario comercial no esencial), quienes estuvieron en el encuentro destacaron el lado positivo. “Como desde el inicio de la pandemia, no nos dieron una solución a nuestros problemas pero al menos nos prestaron la oreja”, admitieron.

Asimismo y al no tener un futuro próximo claro, las y los empresarios locales del sector advirtieron que el sábado habrá una nueva reunión: “Veremos qué medidas tomamos el lunes porque también se suman a nosotros las peluquerías, salones de fiestas y otras actividades afectadas por las restricciones”, sostuvieron.

Además, contaron que este viernes enviarán al Gobierno de la Provincia una nota en conjunto con el municipio para dejar entrever, en la misma, la dramática situación de los sectores. “En el escrito vamos a contar la realidad de cada actividad y mostrarles que si las restricciones se estiran más allá del 21 de este mes, varios no podrán continuar con su trabajo.