Un viaje a ciegas, una experiencia diferente

“Lo que ves, cuando no ves”. El Teatro Ciego lleva más de 10 años de vida. Es el único teatro en el mundo en realizar obras en total oscuridad y está temporada de verano la propuesta vale por tres. Además de “Un viaje a ciegas” se sumaron “Inodoro Pereyra a ciegas” y “Mi amiga la oscuridad”. Todas las obras se llevan a cabo en el teatrino de la Galería Coral.

La experiencia es única e inigualable, donde la oscuridad es la principal protagonista. Desde que se arman las filas para ingresar, tomados de los hombros, hasta que termina uno no sabe que se puede encontrar. Es todo incertidumbre, todo sorpresa. Ni una gota de luz se asoma por el lugar, ni la del télefono celular, y lo único que se puede apreciar son las voces de los acomodadores y la gente que se ríe de sus chistes, que se siente un poco extraña hasta sentarse en su silla y espera en completa oscuridad hasta que la función comienza.

“Un viaje a ciegas”, cuenta la historia de un típico bar de barrio. Ramírez es el mozo, Rosendo el borracho que frecuenta el lugar, Alvaro el que limpia y Ernestina la artista que brinda el show en dicho bar. Todo este viaje hace al espectador pasar por todos los sentidos, sí todos, porque aunque no parezca, o sea medio paradójico, en la imaginación de cada uno Rosendo es de 50 o más años, Ramírez puede ser canoso o morocho, Ernestina puede ser Liza Minelli o Rita Pavone. Esa es la magia más importante del Teatro Ciego, la igualdad de condiciones para todos. La manera en la cual uno puede encariñarse con personajes que no conoce, pero que cuando empiezan a recordar sus anécdotas uno vuela con ellos, gracias al poder de la imaginación.

Las historias de amor son un disparador para viajar por estas experiencias y vivirlas a flor de piel. El humor es una carta presente y la emoción te cala los huesos en el final, todo esto se refleja en el estruendoso aplauso cuando uno puede observar quienes son los actores de la obra (César Martínez, Facundo Bogarín, Belén Cabrera y Nicolás Romero). El viaje de los sentidos es algo único y que cada persona debería experimentar. Antoine de Saint-Exupéry, el creador de El Principito lo dijo y uno de los actores lo refuta: “Lo esencial es invisible a los ojos”, y agrega “los vamos a dejar un rato más a oscuras”, el aplauso es más fuerte, son aplausos de emoción.

En un mundo bastante consternado, esta obra descarta todo tipo de prejuicio. Sirve para concientizar y reflexionar muchas cosas, que a veces uno pasa por alto. Es el imperdible de la temporada.

“Un viaje a ciegas”. Funciones: Miércoles, sábados y lunes 22 hs, Jueves y viernes 23.50 hs. Localidades: $250

 

Carlos Paz Vivo

Carlos Paz Vivo