Un Ombudsman que viene con sorpresas

, Opinión

Si a Orangel le hubieran dado la tarea de definir cómo se armarían los partidos políticos para la elección del defensor del Pueblo, al astrólogo más famoso del país se le hubieran quemado los libros. Es que si le preguntaban a cualquier lector-seguidor de la política local cuál iba a ser el resultado de la presentación de las listas para el próximo 25 de junio unos meses atrás, no hubiera acertado en lo más mínimo. Ni hablar de si ese cálculo se solicitaba en 2015, cuando se realizó la última elección local que abrió la puerta al segundo mandato de Esteban Avilés.

Para hacer el ejercicio no tan simple de interpretar la realidad del entramado de partidos y sellos locales arrancamos con mostrar que si bien el oficialismo saldrá a negar que no tiene candidato propio, la postulación del exsecretario de Salud, Daniel Mowszet, cuenta con el aval del Grupo Hipólito, el origen del intendente Avilés primero dentro de la UCR y después como corriente interna del armado de Carlos Paz Unido. En segundo término, la búsqueda del sello de Crecer por Carlos Paz, del exfuncionario avilesista Leonardo Mangoldt, suena como un regreso del hijo pródigo al redil que lo vio partir y armar su propio partido para ser candidato a Defensor del Pueblo primero y a intendente después. En la presentación de este miércoles de la candidatura de Mowszet  estuvo el otrora candidato a intendente por la alianza entre el PJ y la fuerza local Desarrollo y Transparencia, Víctor Curvino, quien se fue dando un portazo del acuerdo con el peronismo. En esa mesa está también el concejal del PRO, Marcelo Cuevas, que es un oficialista más en el cuerpo legislativo de un tiempo a esta parte.

En la misma jornada del miércoles, con minutos de diferencia y en un hotel ubicado a escasos metros del primer acto, lanzó su candidatura el empresario Mario Sansone que será secundado por la dirigente justicialista Yolanda Gallardo. En este esquema, denominado Movimiento Solidario, entraron el Partido Justicialista local, el Frente Cívico, el GEN de Margarita Stolbizer que en Carlos Paz es representado por Omar Ruiz y el partido local Participación y Cambio. Si uno hace un paneo televisivo de archivo puede observar que este armado cuenta con dirigentes como el expresidente del Concejo, Walter Gispert y el propio Ruiz, que hasta hace un año y medio compartían la escena de Carlos Paz Unido con el intendente Avilés y luego de la ruptura de la coalición comenzaron a mirar hacia afuera. Y también puede notar que el Frente Cívico y el Justicialismo, adversarios viscerales en el plano provincial, limaron asperezas para encolumnarse tras un mismo candidato.

En otro plano está el actual defensor del Pueblo, el radicalo Alejandro Luchessi, quien recién consiguió el apoyo del partido el sábado pasado para volver a presentarse como candidato en representación de la fuerza centenaria. Y eso fue así porque primero hubo negociaciones para que la mesa local de Cambiemos lleve un candidato del consenso entre los tres partidos que se referencian con este espacio a nivel provincial: la UCR, el PRO y el Frente Cívico. No hubo tal acuerdo y cada cual se fue para su lado.

Faltan pocas horas para que cierre el plazo para presentar listas y quizás, aunque usted no lo crea, puede haber otras sorpresas. A eso lo dejaremos para después porque, está a la vista, ningún pronóstico, por descabellado que sea, puede con la política local.