Tres consejos para cuidar a los animales en las fiestas y el verano

, La Ciudad

El médico veterinario Guillermo Bur, de Villa Pets, brindó una serie de consejos para atender a los animales en la época de las fiestas.

Los tres consejos son:

Los daños de la pirotecnia

“Los cuidados con el uso de la pirotecnia que son elementos muy peligrosos. En esta época se atienden muchas lesiones que van desde problemas en los ojos, oídos y con quemaduras. El animal percibe que es algo peligroso, muchos huyen por reflejo y en eso tienen algunos accidentes. Otros animales buscan atacar al elemento pirotécnico y sufren quemaduras.

Los que estamos en el tema bregamos en que se prohíba el uso de la pirotecnia. En caso de usarlas, hay que resguardar a los animales para que queden aislados del sonido. La utilización de pompas de algodón en los oídos, gotas sedantes. En estos últimos años se ha puesto de moda una venda que genera un chaleco en el cuerpo y que apunta a zonas del cuerpo que traen como beneficio darle seguridad al animal.

También hay muchos perros que se pierden en esta época. Un perro puede romper una puerta a arañazos”.

Cuidados con las comidas

Se dan intoxicaciones alimentarias también en esta época. Normalmente, la gente prepara lechón, cabrito y las sobras llegan al perro. Ingieren muchas cantidades de grasas generando una alta toxicosis y en muchos animales llegan a causarle la muerte. La capacidad de los perros y gatos en procesar las grasas es mucho menor a la de los seres humanos. Hay gente que les dan las bandejas en las que se preparan las comidas.

11145555_10206548291018588_8965495072665866179_n

Guillermo Bur, médico veterinario.

Altas temperaturas

Hay que recomendar también el cuidado con las altas temperaturas. No hay que encerrar perros en las terrazas o autos, porque las altas temperaturas hacen que los perros necesiten tener agua todo el tiempo. En verano hay que mojarlos al menos dos veces al día. En los horarios donde el sol está alto es cuando hay que cuidar más a la mascota. La forma de regular la temperatura de los perros no la hace como nosotros que sudamos. Cuando nosotros recibimos el calor, nuestro cuerpo genera una vasodilatación que nos termina enfriando. El perro no tiene este mecanismo y utiliza el jadeo. En ese intercambio gaseoso, el vapor que el animal libera hace que se enfríe su cuerpo. Pero un animal que tiene una cobertura pilosa importante y no moja su cuerpo y en el ambiente hay entre 35 y 38 grados necesita jadear para enfriar su cuerpo que está a 38,5 grados. Entonces le cuesta más intercambiar la temperatura con el medio ambiente. Por eso la recomendación es mojarlo.

 

 

Carlos Paz Vivo

Carlos Paz Vivo