El juez federal Julián Ercolini procesó por supuesto “lavado de dinero” a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a sus dos hijos, Máximo y Florencia, en el caso Hotesur, en el que se investigan las contrataciones hechas a hoteles de la familia Kirchner por parte de contratistas de obra pública.

El magistrado también dictó el procesamiento del empresario detenido Lázaro Báez y su hijo Martín; al socio de Máximo Kirchner, Osvaldo Sanfelice; al detenido ex contador de la familia Kirchner, Víctor Manzanares, y a Romina Mercado, sobrina de la ex presidenta, entre otros.

El juez, además, trabó embargos a los procesados por hasta 800 millones de pesos cada uno, según consta en el fallo judicial de 439 páginas que emitió este lunes. En el caso Hotesur se investiga una supuesta maniobra de lavado de dinero proveniente de sobornos de contratistas de obra pública, como del empresario detenido Lázaro Báez.

FM Azul