Miguel Pardo: Fui artesano, limpiavidrios, carpintero y mozo

La historia del productor teatral de las obras más exitosas de la plaza carlospacense en los últimos años tiene detalles desconocidos. Miguel Pardo respondió todas las preguntas de Carlos Paz Vivo TV y contó cómo fue su primera experiencia en el rol de productor de una obra, a finales de la década de 1990. “Trabajo desde los 12 años y voy viviendo la vida donde me ha tocado por situaciones personales”, dice el empresario desde una mesa del nuevo espacio de Alfajores La Quinta enfrente al Reloj Cu Cú.

“No tenía para comprar cigarrillos, Argentina estaba muy mal, era la época de la hiperinflación de Alfonsín, y me fui”, cuenta.

“Me fue más mal que bien pero esto es como el casino, contás las que te salen bien”, asegura y relata que en España fue limpiavidrios. “Nos iba rebien, todo el mundo te dejaba 100 pesos de propina, 1 dólar, y eso era mucha plata”.

La primera obra producida por Pardo fue Arlequino, en la década de 1990. “Nos fue pésimamente mal aunque ganó todos los premios”, dice y cuenta: “Con la recaudación del teatro iba al Casino, tenía la suerte de ganar y con eso les pagaba a los muchachos”.

El empresario cuenta que a partir de un sponsor se relacionó con el cine y comenzó a comprar salas en distintos puntos del país. “Gracias a que me fue mal en el teatro, empecé en el cine”.

La experiencia con teatro nuevo, el Luxor, y el estreno de Stravaganza, todo un desafío. “Sentí un placer muy grande cuando terminó la primera temporada de Stravaganza. No le creía mucho a Flavio (Mendoza), el que confiaba era Eduardo Giordano”, dice. “Estábamos terminando el Luxor, con 100 albañiles, y no llegábamos a terminarlo”, cuenta.

Carlos Paz Vivo

Carlos Paz Vivo