La UCR pone a Avilés contra la pared

“Se acabó el tiempo de los coqueteos”. Con esa frase, un dirigente de la UCR provincial asegura que el partido ya dio claras muestras de su intención de que Avilés regrese al radicalismo provincial pensando en 2019.

El primero de los ultimátum que recibirá Avilés por parte de la UCR será el próximo 23 de septiembre, en el Comité Federal de la Juventud Radical que tendrá sede en Carlos Paz en el teatro del Lago donde asistirán, además de los tres candidatos a diputados del radicalismo dentro de cambiemos, Diego Mestre, Brenda Austin y Soledad Carrizo, el intendente de Córdoba, Ramón Mestre, quien oficiará como orador principal.

Como casi nada en política es casualidad, la elección de Carlos Paz como sede tiene como clara intención que Avilés defina su posición pensando en 2019, con el objeto de pensar en candidatos que se hagan fuertes dentro de la pelea que tiene la UCR para ganar peso dentro de la lista de Cambiemos y no depender del dedo porteño de Mauricio Macri en el armado final de las candidaturas.

Por otra parte, desde Cambiemos también ven como buena la opción del ingreso de Avilés en un armado provincial teniendo en cuenta la imagen que el intendente de Carlos Paz le ofrece en el distrito.

“Esteban se tiene que definir, el 23 debería ir al Comité de la Juventud”, señala un joven dirigente juvenil relacionado con el mestrismo, quizás la fuerza que más insistió en sumar a Avilés nuevamente al partido centenario.

Sin embargo, Avilés viene realizando contorsiones para esquivar los cuchillos de la definición que le tiran no sólo desde el radicalismo, sino también desde Unión por Córdoba, con la que Avilés ha restablecido relaciones en la gestión Schiaretti, y desde donde también tuvo insinuaciones y propuestas solapadas (aunque nada serio), ante el interés peronista de sumar una figura de peso en Punilla, departamento que le ha sido muy esquivo en las últimas elecciones.

Pero la intención de continuar con la indefinición que tiene el avilesismo parece no ceder. Dentro de las cartas que le quedan jugar al intendente, en su manga guarda una muy importante. “Qué pasa si Avilés arma Punilla Unido y se presenta como legislador departamental?”, tiró un hábil operador político del oficialismo sin desconocer que la pregunta más que pregunta es un sondeo que se lanza a lo largo del departamento.

La determinación de un sector del avilesismo es esa: consolidar una fuerza departamental fuerte. De allí la exposición de Avilés con numerosos intendentes de la provincia con la excusa del programa turístico “Cordobés Mimado”.

El próximo 23 de septiembre puede pasar el último tren radical para que Avilés se sume desde la UCR a Cambiemos en Córdoba. Hay que ver si el intendente carlospacense decide tomar ese tren o continuar por su propia vía.

 

 

Carlos Paz Vivo

Carlos Paz Vivo