La Nación lanzó una campaña para plantar un millón de árboles

, País

El ministro Sergio Bergman presentó en El Rosedal de Palermo ante más de 150 alumnos de escuelas porteñas y bonaerenses una campaña nacional para plantar un millón de árboles nativos en establecimientos educativos del país, con motivo del Día Mundial del Ambiente, que se conmemora cada 5 de junio.

Bajo el lema “La escuela se planta frente al cambio climático”, el programa fue elaborado de manera conjunta entre los ministerios de Ambiente y Educación nacionales y provinciales.

“Cuidar un árbol es la manera más concreta e inmediata de cuidar el ambiente. Porque no sólo es un símbolo, sino que es un gran servidor para mitigar el calentamiento global, absorber el agua y permitir que nuestros suelos no se erosionen”, explicó Bergman durante el acto, del que también participó el ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Eduardo Macchiavelli.

“Algo tan fundamental como plantar un árbol -añadió- es una gran contribución, algo que podemos hacer entre todos, empezando por los cambios de hábitos y escuchando a nuestros hijos, que son más sabios en la responsabilidad de cuidar el ambiente”.

Los árboles que se plantarán serán de bosques nativos y cada “ecoregión” trabajará con sus propios viveros para que, de la mano de las áreas de Educación, se profundice en el aprendizaje de la gran diversidad de especies, explicaron desde la cartera de Ambiente.

Antes de sembrar el primer ejemplar, que se instaló a la vera de uno de los lagos de El Rosedal, Bergman realizó un repaso de los últimos avances de su gestión. Recordó que “la agenda del presidente (Mauricio Macri) estableció como política de Estado que haya un ministerio, sabiendo que tenemos derecho a un ambiente sano y una obligación: preservarlo para futuras generaciones”.

“Este año ya publicamos el estado del ambiente, que implica contarle a la gente cómo estamos, porque lo que no medimos no lo podemos mejorar. Por eso establecimos el Observatorio Nacional Climático, para tener pronósticos no sólo meteorológicos sino de los riesgos, porque estamos hablando de la calidad de vida de todos”, detalló.