La ballena varada en Dock Sud logró desplazarse 30 metros y está a poca distancia de un canal de navegación

, El Pais

La ballena que está varada en aguas del Río de la Plata a la altura del Polo Petroquímico de Dock Sud logró desplazarse 30 metros cuando subió la marea y quedó a poca distancia de un canal de navegación por lo que las autoridades son optimistas de que logrará zafar por sí misma de su varadura.

Se trata de una ballena sei, un tipo de cetáceo que esta en peligro de extinción, y que por estas fechas migran desde el Atlántico sur hacia Brasil, por lo que “si bien no es normal que aparezca por estas costas, tampoco llama la atención que se desoriente”, dijo a Télam Santiago D’Alessio, director de Fauna Silvestre del Ministerio de Ambiente de la Nación.

Explicó que “estamos haciendo un seguimiento y monitoreo” y que “no es aconsejable que nos acerquemos”. El funcionario agregó que “ahora buscamos cercar su perímetro para que no sea molestada por otras embarcaciones o por los helicópteros de los móviles de prensa, ya que esas situaciones le causan estrés”.

Indicó que ahora el animal “tiene un comportamiento esperable y auspicioso y navega cerca del canal” y que “cuando lo alcance, logrará zafar de su varadura y este proceso de seguimientos será auspicioso” .

D’Alessio aseguró que la ballena “presenta algunas heridas en su piel, quizás eso le haya provocado su desorientación y varadura. En la actualidad está a 400 metros de la costar”.

Durante toda la tarde estuvo monitoreada por personal de Ambiente de Nación, Prefectura Naval, el Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (OPDS) y la Fundación Sethus.

“La Prefectura reportó hoy a primera hora la presencia de dos ejemplares. Uno pudo salir del varamiento, pero no sabemos si el ejemplar que sigue varado es el juvenil o la madre”, continuó. La Dirección de Fauna está en comunicación con otras embarcaciones que recorren la zona para obtener noticias sobre la ubicación del segundo ejemplar.

La ballena sei, de la familia de los rorcuales, está en peligro de extinción y es de “distribución bastante amplia en el mundo”. Se trata de una especie de 13 a 16 metros de largo y unas 20 toneladas de peso.

La ballena fue avistada a las 8.30 cerca de una toma de agua de la empresa AYSA, entre Dock Sud y La Boca, a 1.000 metros de la empresa de transporte fluvial Buquebus de la Dársena Norte de la ciudad de Buenos Aires.

Las fuentes agregaron: “Es evidente que llegó a ese lugar desorientada, está a 200 millas de su ruta”.

El prefecto Rubén Fernández, a cargo del operativo, afirmó que “es un mamífero, puede respirar en agua dulce, no creemos que tenga inconveniente en sobrevivir”. Esta mañana, desde una embarcación guardacostas de la Prefectura, los efectivos intentaron impulsar al animal hacia “su curso” mediante “chorros de agua”, pero el operativo fue interrumpido cerca de las 10 porque el nivel del agua era muy bajo. Durante la tarde, lo único que los profesionales de la dirección de Fauna podían hacer desde la embarcación era monitorear el estado de salud de la ballena y esperar la llegada de la pleamar, tras lo cual el animal se desplazó 30 metros.