Fernando Agüero

Sucedió de repente lo que venía trasluciéndose desde hace tiempo entre los lienzos del poder político de Córdoba y de Villa Carlos Paz. El acercamiento entre el intendente Esteban Avilés y el Gobierno provincial, con el ministro de Gobierno Carlos Massei como eslabón, se hace cada vez más notorio y repetido.

La señal más clara se dio esta semana cuando el gobernador Juan Schiaretti llegó a Carlos Paz para apurar el inicio de las obras de fondo en el barrio El Zanjón, uno de los sectores que muestran de manera más cabal que la pobreza existe en la ciudad de las marquesinas y del brillo del verano. El mandatario se mostró en la ciudad este miércoles, el mismo día en que en la Unicameral el peronismo cordobés, con el kirchnerismo como aliado, aprobó las reformas a la ley electoral de la Provincia que, entre otras cosas, permitirán que los candidatos a gobernador y vice que no lleguen al cargo por los votos se puedan calzar el traje de legislador provincial si el sistema D´Hont se los permite. Todo esto ante la férrea oposición del interbloque de Cambiemos que no se presentó al recinto con durísimas críticas hacia la decisión del oficialismo.

El rol del intendente Avilés en la Mesa Provincia-Muncipios y sus recientes declaraciones dejando abierta una puerta a una posible candidatura a gobernador o vice desde una alianza política equis en las elecciones de 2019 llenaron de preguntas a los dirigentes de Cambiemos tanto de Córdoba y de Carlos Paz. El gesto de Schiaretti y sus palabras elogiosas hacia “el intendente amigo” sembraron aún más preguntas en el seno provincial de la coalición que gobierna el país. Sobre todo en momentos en que la relación entre el macrismo cordobés y el Gobierno provincial pasa por su momento más tenso y que, por caso, el intendente capitalino, Ramón Mestre, descarga su artillería verbal contra el “modelo del PJ cordobés”.

Avilés junto a Schiaretti y el ministro Massei, principal vínculo con el Gobierno provincial.

Sin embargo, para algunos macristas, la decisión de Avilés ya está tomada pero asumen que mostrará sus cartas más adelante.

La estructura local de Cambiemos se mostró unida este jueves ante los medios locales con los que hablaron de la situación planteada en la Unicameral. Allí hubo palabras hacia Avilés y se dio una señal de unidad y convivencia entre los dirigentes de los distintos partidos políticos que integran el esquema: los legisladores Viviana Massare (PRO) y Adolfo Somoza (Frente Cívico), el presidente de la UCR, Jorge Lassaga  y los concejales Oscar Sequeira, Gustavo Molina y Walter Gispert manifestaron su postura ante lo que se planteó en la Provincia y avisaron que irán juntos más allá de quién sea el candidato.

Juntos: Los referentes de Cambiemos se mostraron unidos.

La carta de Avilés es el concejal del PRO, Marcelo Cuevas, que a la misma hora de la conferencia que daban los legisladores estaba reunido con el intendente. De estrecha relación con el diputado nacional Héctor Baldassi, uno de los anotados para ser candidato a gobernador en 2019, Cuevas es parte del vínculo entre Avilés y el gobierno de Macri.

El panorama es aún difuso pero con el paso del tiempo se irá aclarando aunque nadie se anime a dar un pronóstico. Todo pasará para después del Mundial de Rusia, en que el soberano estará más pendiente de la pelota de fútbol.