Investigan cómo adquirió la pastilla el joven fallecido teras la fiesta electrónica en Forja

Pablo Rielo, consumió al menos una pastilla de MDMA (metilendioximetanfetamina), más conocida como éxtasis. Rielo se sintió mal, salió a la calle en busca de aire, se descompuso, vomitó, sufrió una falla multisistémica y largo rato después, arribó una ambulancia del 107 que lo llevó al Hospital de Urgencias.

Vecinos de la zona denunciaron públicamente que aquella madrugada la Policía no lo quiso trasladar al Hospital Urgencias, que los médicos del predio no salieron a atenderlo y que la ambulancia se demoró demasiado.

El dato no es menor si se tiene en cuenta que, según la empresa organizadora, en Forja había médicos y “tres ambulancias”. Ayer por la mañana, se diagnosticó la muerte cerebral de Rielo. Entre la noche del lunes y la madrugada del martes se le realizó la ablación de órganos.

La causa judicial por Rielo está en su momento inicial y está dividida por ahora en dos partes. Por un lado, trabaja el fiscal antidrogas Carlos Cornejo, quien trata de determinar si en el evento se vendieron drogas y si el muchacho las adquirió allí y quién habría sido el vendedor.

En paralelo, la muerte de Rielo quedó en manos del fiscal de instrucción Marcelo Fenoll, quien mientras realiza los primeros pasos investigativos se dispone a caratular el caso como muerte de etiología dudosa. De surgir alguna responsabilidad, la figura podría agravarse a homicidio culposo.

Pablo alcanzó a decir, según testigos, que dentro el recinto tomó éxtasis. “Soy un pelotudo. Por qué hice eso…”, habría dicho antes de descomponerse. No se sabe quién se la vendió, ni dónde.

En Forja, al parecer, había tres ambulancias. Pero ninguna se movió. Algunos vecinos llegaron a denunciar que habría existido un abandono de persona. La ambulancia habría demorado al menos una hora. El muchacho entró en estado crítico al centro de salud municipal.

La empresa Buenas Noches Producciones informó que en las dos fiestas electrónicas del viernes y sábado en Forja hubo: “65 policías, 60 guardias privados, 6 médicos, 6 enfermeros, 12 rescatistas, 3 ambulancias y más de 50 puestos de hidratación” y que, previamente, hubo reuniones con la Policía provincial y la FPA.

Sin embargo, el viernes, una joven terminó internada en el Hospital de Urgencias, por intoxicación severa por haber consumido éxtasis en el interior de Forja. Según su familia, la chica compró una entrada por $ 1.000 y un joven se la entregó en el ingreso. Se recupera.

 

Carlos Paz Vivo

Carlos Paz Vivo