El fiscal Cartasegna fue golpeado y atado en su despacho oficial

El fiscal platense Fernando Cartasegna, quien investiga la corrupción policial, apareció golpeado y con las manos atadas en su despacho oficial, luego de haber sido agredido el fin de semana, informaron fuentes oficiales.

El procurador general ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense, Julio Conte Grand, afirmó esta tarde que al fiscal Fernando Cartasegna, golpeado esta tarde en su despacho de La Plata, “le dejaron escrito con azúcar la palabra Nisman”, en alusión al fallecido fiscal que investigaba la causa Amia.

El sábado último, el fiscal Cartasegna fue atacado por dos hombres y una mujer vestidos con uniformes policiales antiguos que lo interceptaron en las calles 8 entre 57 y 58 de La Plata, a metros del edificio de los Tribunales penales de La Plata y lo golpearon con un hierro.

“Te vamos a meter en un baño y te vas a suicidar o te suicidamos”, le advirtió uno de los atacantes, mientras el otro sujeto continuaba con los golpes y la mujer actuaba de “campana”.

El funcionario judicial se hizo cargo de la instrucción de una causa por corrupción policial. “Recibí hoy (por el martes)  la causa y ya comencé a evaluar su contenido, aunque aún deben enviarme los CDs con las escuchas”, había informado Cartasegna este martes, quien está a cargo la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Delitos conexos con Trata de Personas y Pedofilia del departamento judicial La Plata.

El expediente que ya está en manos del fiscal, y que habría originado el ataque sufrido, trata de determinar si algunos jefes policiales de La Plata tenían conexión con los llamados ?abogados caranchos?, a quienes derivarían sumarios por accidentes de tránsito a cambio de sumas de dinero.

“Hay algo ahí (en el expediente) que debe ser muy importante”, reflexionó el fiscal agredido, y agregó que “o bien es de poca monta y por eso este ataque tan burdo de empapelar varios lugares con mi foto”, explicó Cartasegna en alusión a los panfletos que aparecieron en varios lugares del edificio de los tribunales locales donde se ve su imagen junto a la frase “conozca al próximo Nisman”.

Este posible vínculo entre policías y “caranchos” habría surgido de la causa que investigó el fiscal platense Marcelo Martini tras el hallazgo de sobres con dinero proveniente del circuito ilegal en la jefatura de la Departamental de Seguridad de La Plata.

Un pesquisa precisó que en las escuchas telefónicas que surgieron en la causa a cargo de Martini, ?varios de los policías imputados aparecían contactando a abogados conocidos por intervenir en accidentes de tránsito?.