Este miércoles se aprobó en la Legislatura provincial la creación de una Reserva Forestal en el valle de Punilla, un proyecto que fue presentado hace dos semanas por la legisladora Mariana Caserio. La nueva ley fue rechazada por la oposición en el recinto debido al poco tiempo de análisis y por considerarla una “maniobra política”.

La iniciativa contó con 37 votos afirmativos, todos de Unión por Córdoba (UPC), y 21 negativos. Los legisladores opositores señalaron que el proyecto no tuvo el suficiente debate en las comisiones y apuntaron a la falta de respuesta desde la comisión de Ambiente.

El Legislador del Frente de Izquierda (FIT), Ezequiel Peressini, manifestó: “Rechazamos la limitada “Reserva de Punilla’ porque es un proyecto elaborado a espaldas de las comunidades cuya área de protección deja afuera amplias zonas de bosque nativo de manera aleatoria y permite el avance del grandes emprendimientos inmobiliarios”.

Y agregó: “Creemos que es maniobra de que quienes impulsan el desastre ambiental y el negociado de la Autovía de Punilla y hoy pretenden posar de que son protectores del ambiente. Queremos reservas para proteger el ambiente, pero esta no lo hará. Para eso hay que destinar el presupuesto necesario para las políticas ambientales de protección y remediación”.

En qué consiste la Reserva Ambiental

La Ley Provincial N°26015 aprobada este miércoles permite la creación de la Reserva Forestal Natural Provincial “Sierras de Punilla”, que abarcará casi 3900 hectáreas comprendidas entre el predio del Hospital Domingo Funes y la Reserva Natural Vaquerías de la localidad de Valle Hermoso.

El objetivo de la creación de la reserva es conservar y proteger el bosque nativo “de las amenazas que impactan sobre la integridad biológica de Punilla: expansión urbana, incendios forestales, usos extractivos, turismo masivo, eventos deportivos, residuos, contaminación con efluentes”, según dice el texto original de la ley.

FM Azul