14 de febrero: Ideas y algo más para celebrar el amor

¿Qué es mejor recibido para el “Día de los enamorados”, un regalito hecho por las propias manos, algo para compartir,  una invitación a algún lugar romántico, flores? ¿O todo? El “Día de los enamorados” se ha transformado en una fecha importante que lleva su marketing propio con muchos corazones, frases azucaradas y lencería de alto voltaje. El origen de la fecha se remonta al santo Valentín, un sacerdote cristiano que casaba parejas en la antigua Roma a pesar de que estaba prohibido. El castigo por su desobediencia fue la decapitación con lo que el amor y su compromiso hacen perder la cabeza desde aquellos lejanos tiempos.

Pero volviendo a la celebración, quizás la cuestión no pase por el bolsillo y cualquier detalle que implique recordar al amor y homenajearlo viene bien. O quizás si pase y, por más que se quiera bajar la luna, sale caro.

Las opciones son múltiples y muchos se pierden entre las flores, las joyas, las tacitas decoradas, los globos metalizados, las copas con botellitas para dos, y tanto más. Mirando los gustos del otro,  seguramente aparecerá el mejor regalo, presente, homenaje para celebrar el amor.

Algunos detalles para tener en cuenta y sus costos. Un lindo portarretrato de la Librería Artística Tío Mario que está sobre la avenida Cárcano con la conocida leyenda  que recuerda a la canción de Pappo, “nada como ir juntos a la par”, sale alrededor de 160 pesos. El chiste es que se trata de un diseño en madera muy bonito que hay que pintar con los materiales y el dibujo que se elija y luego agregar la foto (esa donde los dos salen divinos y jóvenes). Se trata de un mix entre un armazón prediseñado y la propia originalidad para sorprender al amor de la vida. Con unos poquitos pesos se puede quedar muy bien.

Si hablamos de compartir, la dulzura del chocolate es una propuesta ideal. En sintonía con la fecha, 20 bombones con forma de corazón más una tableta personalizada con un mensaje romántico en caja de tela (también con forma de corazón para ya descollar en almíbar) ronda los $ 300. También hay propuestas menores más económicas como una cajita con 12 bombones más tableta con mensaje a $ 150.- Siempre hablando de riquísimo chocolate artesanal. Se puede buscar la propuesta en Facebook.

En este verano carlospacense de tanta obra teatral, también hay quien se ha sensibilizado con esta fecha y propone una originalísima puesta. Se trata del Teatro Ciego que se presenta en la Galería Coral y que ofrece para el 14 de febrero “A ciegas gourmet”. “En una oscuridad total, guiado por la cadencia de la voz de la cantante y acompañado por el pianista Carlos Cabrera, el espectador recorrerá los principales estilos musicales del planeta. Completamente a oscuras, este espectáculo propone también un menú diferente (con opción a copa de vino, gaseosa o agua) que permitirá que los espectadores descubran los aromas y sabores de los platos especialmente diseñados, rememorando sabores alguna vez encontrados y olvidados”, dice la invitación. La entrada con descuento para los que compren el ticket usando el código “amo teatro ciego” queda en $560 pesos. No se puede negar que se trata de una propuesta tentadora (en todo sentido, también por lo del “tanteo”).

Salir a cenar a un lugar romántico es un clásico de San Valentín. Uno se pregunta si esta cuestión de la comida compartida, con buenos brindis y postres suculentos no se contrapone con esa lencería erótica que viene con el cartelito de: “para triunfar”. Más allá de esta duda, hay propuestas  más delicadas como la de Oye Chico que propone compartir una pizza gourmet( con forma de corazón como no podría ser de otra manera) o una tabla de sushi con 16 rolls mixtos más una bebida por persona a 290 pesos. Queda lugar para ponerse la lencería.

En resumidas cuentas, el amor puede celebrarse de muchas maneras, puede apelarse a la memoria compartida y aventurarse a esas noches de costanera y frazadita a pesar de los huesos de la espalda o salir a bailar y reír como hace tanto que no hacen juntos. Y para los que recién están empezando, ni hace falta sugerir nada.

Carlos Paz Vivo

Carlos Paz Vivo